miércoles, 3 de junio de 2009

El perfil: Alexis Díaz Pimienta







El repentismo surge del alma. Como una invocación, como una descarga en forma de poesía, la creatividad del repentista puede dar forma a décimas multiformes, politemáticas, originales y distintas a una velocidad de vértigo. El repentismo no es exactamente improvisación, sino que se asocia a ella. El repentismo no es cultura popular, pero se nutre de ella. El repentismo es una combinación difusa y sorprendente que se conforma gracias a la herencia cultural de un pueblo - el latinoamericano y muy particularmente, el cubano- y la creatividad sin límite de sus autores.


Pero ¿de qué hablamos exactamente? En busca de una definición satisfactoria, podría definirse el repentismo como aquella práctica poético-creativa consistente en improvisar, sin ninguna preparación previa, una décima espinela -estrofa poética de diez versos octosílabos- referida a algún tema concreto. Los repentistas pueden actuar solos o formando parte de las llamadas "payadas" o "tira-tira", es decir, de "piques" entre varios autores, pudiéndose alcanzar en ellos incluso el ataque personal, pero siempre desde una perspectiva amigable y meramente competitiva. Esta práctica, como se ve, guarda curiosa relación con algunos elementos de la cultura hip-hop.

Hechas las presentaciones, llegamos en este punto al personaje que nos ocupa: Aléxis Díaz Pimienta. Si el cubismo tuvo a Picasso, si el grunge cobró forma con Cobain, el repentismo tiene en Díaz Pimienta a su figura magistral, a su emblema. Natural de la cubana Isla de la Juventud, este polifacético repentista fue un improvisador precoz: a los cinco años debutó en un Festival repentista de su ciudad natal, y a los veinte había recorrido medio mundo demostrando su arte y participando en congresos y simposios sobre literatura oral. En la actualidad, entre sus logros se encuentra el de haber fusionado como nunca antes el repentismo y la melodía. Tal mérito le ha supuesto poder colaborar activamente con artistas de la talla de Silvio Rodríguez.


Un apunte gaditano antes de pasar a los vídeos: disfrutamos en nuestra Universidad de un grupo de investigación -con el que él mismo Díaz Pimienta colaboró en su día- dedicado a ésta y otras expresiones de la literatura popular. En la Facultad de Filosofía y Letras, el grupo María Goyri trabaja activamente por la defensa de nuestra tradición oral. Cualquier publicación suya que caiga en vuestras manos os acercará a la creación sin ambagues, a una desconocida forma de exorcización que nos presenta, como ninguna otra, el alma del hombre.














2 comentarios:

Proyecto ORALITURA dijo...

Gracias, mil gracias, amigo. Muy hermosas tus palabras y una suerte que, entre todos, sigamos dando a conocer y defendiendo el repentismo. Un abrazo muy grande. Aprovecho para invitarte a conocer Canal ORALITURA, un espacio online dedicado en exclusiva al repentismo. En este Canal de TV online hacemos un programa semanal, IMPROVISÁBADO, en el que conversamos sobre improvisación, debatimos, entrevistamos, e improvisamos, por supuesto. La cita es todos los sábados a las 18 horas (en España), en la siguiente dirección: www.es.justin.tv/oralitura

Te espero por allá.
Alexis

Galimatias (galimatias_blog@hotmail.com) dijo...

Muchísimas gracias por el comentario, Alexis. Es una auténtico honor que te pases por aquí. Me siento muy muy honrado. Espero que te haya gustado esta pequeña mención y te insto a que sigas atento al blog, pues no será la única ocasión en la que trate el fenómeno de la improvisación y del repentismo.

Igualmente, te agradezco la información sobre el canal de TV. No dudes que estaré muy atento a él.

Gracias otra vez y enhorabuena por tu buen hacer y tu defensa y promoción de la literatura oral.

Saludos desde Cádiz!

Publicar un comentario